La mirada atónita

de la sección del mismo nombre en el programa Punt de Llibre de Radio Barcelona
(Email: puntdellibre@cadenaser.com Contestador: 93.344.14.76)

miércoles, noviembre 07, 2007

Ratones y ratitos de biblioteca

Acabo de descubrir que biblioteca viene del griego biblion, que significa libro, y thekes, que quiere decir caja. O sea, que los griegos iban de sobrados y sus cajas de libros eran de cuatro pisos y ascensor. Pues que sepan Aristóteles y compañía que a estas alturas no nos van a quitar la fama de chulos a los de Bilbao. Aquí tenemos un equivalente artístico en el Guggenheim. En Bilbaino antiguo Guggen significa lata y heim de espárragos. A ver si vamos a ser menos que los griegos.

Aunque los que se tomaron al pie de la letra la etimología del vocablo fueron los que construyeron la biblioteca de mi pueblo. Todo era minúsculo. Yo con trece y catorce años iba, exclusivamente, para elevar mi autoestima. Hasta esa edad te obligaban a sentarte en el lado de los pequeños y claro, se ve que al que compró las sillas se le pasó el detallito de que los niños a partir de los seis años siguen creciendo. Pues imagínense a servidor, que siempre ha sido más bien canijo, leyendo sobre literatura medieval con las rodillas a la altura de las orejas. La misma pose que Pau Gasol en una minimoto.

Lo mejor de aquella biblioteca era la encargada. La llamabamos la serpiente porque se pasaba su jornada laboral haciendo shhhhhhhhhh, shhhhhhhhhh. Una vez un ciclista que entró a consultar una revista especializada estuvo a punto de ponerle un parche creyendo que se deshinchaba.

De todos modos, salvo esta excepción, yo creo que deberían cambiar el término biblioteca o caja de libros, por bibliopub o bar de libros. Al fin y al cabo el uso que se hace de bares y bibliotecas es similar: Vas, pides lo que quieres, te lo ponen, lo ingieres y bueno, los libros los devuelves y la bebida... depende de cómo anda cada cual con su estómago. Es más, ahora hay hasta bibliotecas after hours... de esas que abren casi toda la noche en época de exámenes... que digo yo que los pobres maestros y profesores se pasan el año tratando de fomentar el estudio continuado y organizado y mira, todo un éxito la iniciativa del atracón maratoniano la noche anterior.

Bueno, y como coartada es única para ese muchacho que llega a las seis de la mañana con los ojos enrojecidos: “Hola buenas, me voy a la cama que vengo de estudiar... mira como tengo las pupilas de tanto leer.” “¿Y por qué se te traba la lengua?” “Porque me la he dislocado tratando de pronunciar desoxirribonucleico para el examen de química.”

Qué mundo tan fantástico el de las bibliotecas... ¿Qué sería de nosotros sin ellas? ¿Dónde afanaría más de uno los cupones atrasados del Marca para conseguir el balón despertador del Recreativo de Huelva? ¿Cómo crecerían sanas las nuevas generaciones sin sentir lo que se siente cuando te reclaman a voz en grito un libro que has olvidado devolver? Porque para lo demás se requiere mucho silencio pero para eso sacan el megáfono los puñeteros... vamos no es que yo lo haya vivido eh... que me lo ha contado un amigo.

En fin, ya ven lo que ha acabado dando de sí una caja de libros. Anda que no sabían nada los griegos.

12 Comments:

  • At 8:02 p. m., Blogger Cristina said…

    ¡Bibliotecas! Esos santuarios de sabiduría donde acudías con tus mejores vaqueros y tu camiseta más sexy esperando encontrar a tu príncipe azul cuando por fín entendías que no lo encontrarías en ninguna discoteca. Tras ver el panorama (jubilados leyendo el periódico y adolescentes adormilados) trasladabas tu gozo al placer de encontrar el condenado libro que iba a solucionar todos tus males que tenían forma de trabajo o exámen porqué siempre hay alguien que corre más que tu y ya estaba prestado. Contradiciendo los dictámenes de la SGAE fotocopiabas las partes necesarias (en la SGAE aún no saben que el presupuesto de los estudiantes es muy limitado) y devolvías el libro pensando que la próxima vez buscarás al hombre ideal en cualquier nursería, porqué aún no ha nacido!
    Pero si algún día lo encuentras, siempre puedes decir en casa que has estado en la biblioteca
    Besos y saludos.
    Cris

     
  • At 1:30 a. m., Blogger Carlos Blázquez said…

    Oye, no me salgas tú ahora fan de Teresa Viejo y su "Hombres, manual de instrucciones". De todos modos dime a qué biblioteca vas que me pasaré a ver la camiseta esa (yo cuelo como jubilado leyendo el periódico). Otra cosa, cuando tú y yo hacíamos fotocopias de libros a los de la SGAE les chupaba un pie el tema, que Ramoncín todavía daba conciertos.
    Saludos y besos.

     
  • At 5:58 p. m., Blogger Cristina said…

    Era un relato! Pero vale, me precipité! Quería ser un Quinze línies y con las prisas me salieron tres historias en una.
    Yo me licencié tarde (por cuestiones de desarraigo intelectual) y ya había letreros en la copistería que rezaban "Prohibido fotocopiar libros enteros". Pasaré por la facultad a ver si regalan algo por el décimo aniversario.
    Sexy no es una palabra que se pueda aplicar a mi vestuario salvo conjunciones astrales puntuales (vulgarmente llamadas puntazos o venadas). Si hasta en el trabajo vamos con pijama!
    En cuanto a my lord aún espero que me encuentre él a mi. A ver si ahora con los GPS...
    Besazos

     
  • At 9:51 p. m., Blogger Cris said…

    Probando nuevo nombre visible

     
  • At 10:16 p. m., Blogger Carlos Blázquez said…

    ¿Qué ha pasado? ¡Te has encogido de repente! Por cierto, los príncipes azules destiñen, así que no te los recomiendo en absoluto ¡y los relatos se mandan al email del programa! (Y las consultas al contestador automático... you know what I mean).
    Más besos.

     
  • At 10:35 p. m., Blogger Cris said…

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

     
  • At 11:06 p. m., Blogger Cris said…

    ¿¿¿Tienes comisión en el contestador??
    Lamento decepcionarte: no has tenido 200 visitas esta tarde, es que me he leido el blog y sus comentarios entero. Hasta te he oido cantar.
    También he descubierto que se pueden borrar mensajes, aunque el muy chivato lo deja puesto!
    Captado, ya no dejaré más relatos aquí. Si algún día me emborracho igual llamo, aunque es posible que me equivoque de número!
    Y después de la riña, a la cama sin cenar.
    Besos de buenas noches

     
  • At 1:06 a. m., Blogger Carlos Blázquez said…

    De riña nada, aquí todo el mundo puede dejar lo que le de la gana (también dinero o embutidos catalanes) y no, no tengo comisión en el contestador así que ya no insistiré más. Hala. Y no me decepcionas, doscientas visitas las tengo en un rato cualquiera (quien dice un rato dice quince días o un mes
    )
    No hay más besos por hoy grñfrñfrr.

     
  • At 11:06 a. m., Blogger Cris said…

    ¿No será esta semana cuando habrá un especial especialmente especial? Porqué tengo todos los números para perderme el programa de nuevo (el tercero de la temporada) y me daría mucha rabia perdermelo si se va a tratar un tema en particular que me interesa mucho. En ese caso tendría que tomar medidas!
    Besos de buenos días

     
  • At 8:09 p. m., Blogger Cris said…

    Después de dos días sin cenar tras la riña de papá Blázquez y con la mente turbia por el hambre se me ha ocurrido recuperar el tema de la literatura erótica que se trató aquí hace tiempo.
    Bueno, más que literatura erótica se trata de sexo explícito con tremendo final. Se titula "Obres púbiques" de Manuel de Pedrolo publicado por Edicions 62.
    Saludos y besos

     
  • At 5:54 p. m., Blogger Cris said…

    Estuve buscando la sección en la que hablabas por primera vez de Tavares y no hubo forma de encontrarla. ¿Me harías el favor de decirme cual es?
    Gracias.
    Besos de vuelta

     
  • At 1:21 a. m., Blogger Carlos Blázquez said…

    Creo que fue una conexión telefónica en el primer programa de esta temporada, por eso es posible que no esté colgado, porque no fue una sección al uso.
    Ya he "volvido" y con otro libro suyo por cierto.
    Besos.

     

Publicar un comentario

<< Home