La mirada atónita

de la sección del mismo nombre en el programa Punt de Llibre de Radio Barcelona
(Email: puntdellibre@cadenaser.com Contestador: 93.344.14.76)

miércoles, marzo 14, 2007

De cine

Yo les juro que hoy iba a hablar de poesía. De esa poesía cotidiana que nos rodea y a la que casi ni prestamos atención. Esa poesía que nos sorprende en una frase que nos dice alguien, en un anuncio o en la traducción del título de una película.

Bueno, pues no puedo. Porque yo estaba buscando al autor de la traducción de The searchers, la obra de John Ford que literalmente debería haberse titulado en castellano “Los buscadores”, pero que fue afortunadamente denominada “Centauros del desierto” y resulta que he dado con un nuevo género literario que no me resisto a compartir con ustedes: Las traducciones de títulos de películas.

Porque sí, verdaderamente hay algunas que superan al original, además de la evidente Centauros del desierto, está por ejemplo, El Crepúsculo de los Dioses que se titula en realidad Sunset Boulevard. Pero también hay verdaderos disparates.

Hay cursiladas supinas: Por ejemplo rebautizar a la mítica Easy Rider como Buscando mi destino.

Hay otras que atentan contra la dignidad de los protagonistas como es el caso de “Beverly Hills Ninja” que por aquello de que su actor principal tenía algunos kilillos de más, en España se llamó “La salchicha peleona”.

Hay traductores a los que les gusta complicar las cosas o que necesitan justificar su sueldo, porque me dirán que Avanti no era un título sobradamente eficaz como para tener que hacernos la lía un picho intentando decir de tirón aquello de “¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre?” o era entre ¿mi madre y tu padre? ¿Ven? Ya me he liado.

También hay traductores graciosillos que nos revientan el final de la película en el título. Véase por ejemplo Rosemary’s baby de Polanski que en vez de llamarse El bebé de Rosemary, como hubiera sido lógico, se tituló “La semilla del diablo” desvelándonos antes de que empiece el film quién es el padre de la criatura... que es precisamente de lo que va la historia. Hay quien dice que es lo mismo que si Agatha Christie hubiera llamado a una novela suya “El asesino es el mayordomo”.

Están, también, las traducciones en serie. Por ejemplo, si en la peli sale el actor Leslie Nielsen el título tiene que acabar en “... como puedas” aunque el original no tenga nada que ver. La lista es extensa: Agárralo como puedas, Espía como puedas, Acampa como puedas, Despega como puedas y Esquía como puedas. Ya ven, aquí podríamos crear un subgénero al que llamaríamos “traduce como quieras” que es lo que han hecho con estas películas.

Y finalmente hay un último grupo de traducciones de títulos que podemos denominar “idas de olla”. Cuentan, por ejemplo, que en algunos países de latinoamérica tradujeron “The Clockworth Orange”, o sea, “La naranja mecánica”, como “Mandarinas y tuercas”... Hombre, yo no sé si creérmelo del todo, aunque aún es peor el siguiente ejemplo y les doy mi palabra de que es cierto como la vida misma:

Un film de Disney del año 2005 que se llamó Ice princess, debería haber sido traducido como algo así como “La princesa del hielo” en castellano, pero se ve que ese día el señor traductor estaba poeta perdido y prefirió llamarla: “Soñando... soñando... Triunfé patinando”... y vaya que si patinó el amigo.

O, ya para finalizar, ¿qué me dicen del clásico de Peter Jackson “Braindead”, subtitulado en español como “Tu madre se ha comido a mi perro”?. Pues comérselo no sé, pero el creativo de la distribuidora un par de bocados en los tobillos ya se merece.

Desde luego, y a pesar de todo, espero que no se pierda la tradición de la traducción en beneficio de dejar los títulos originales como ocurre a menudo últimamente, que uno no está para ir presumiendo de inglés de Oxford.

Ya ven qué cosas... y yo les iba a hablar de poesía.

1 Comments:

  • At 2:08 a. m., Blogger PIZARR said…

    Pues a pesar de que me encanta la poesía, seguro que de haber hablado de ella, no me habría gustado más que este recorrido que haces a las traducciones de los títulos de las películas.

    Me ha gustado, si señor.......

    Besitos

     

Publicar un comentario

<< Home